Diario Sostenible

Personas en situación de arriendo conocen parcialmente sus derechos y deberes, según estudio de Acoval

Por Valentina Cortés Lehuei / 23 de enero de 2024 | 18:09
El estudio se enfocó en el sector urbano de Valdivia. Crédito: @drone_valdivia.
Ya están disponibles los resultados de la investigación desarrollada por la Asociación de Consumidores y Usuarios de Los Ríos que abordó, entre otros puntos, la eficiencia energética de las viviendas.
Atención: esta noticia fue publicada hace más de 37 días

Un alto porcentaje de personas en situación de arriendo declara conocer parcialmente sus derechos y deberes, mientras que casi un 50% “sabe poco” acerca de lo que es la eficiencia energética en sus hogares.

Estos son algunos de los resultados del estudio desarrollado por la Asociación de Consumidores y Usuarios (Acoval) de Los Ríos, en el marco de un proyecto que desarrolló una caracterización social con enfoque de género y de eficiencia energética a habitantes de viviendas en situación de arriendo en el sector urbano de Valdivia.

Este proyecto, que abordará durante parte de enero y febrero a través de Redes Sociales la difusión de los derechos y deberes de arrendadores y arrendatarios, estuvo financiado por el Fondo Concursable para Asociaciones de Consumidores del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac).

Las 310 entrevistas semiestructuradas que se implementaron durante noviembre en forma presencial, se desarrollaron tras el diseño del muestreo de encuestas a viviendas en situación de arriendo, caracterizando socialmente a los hogares, los servicios que se entregan, la situación de eficiencia energética y el precio del arriendo.

El proyecto nació a partir de la inquietud de Acoval por la alta tasa de solicitud de arriendos y reclamos efectuados en distintos medios por este escenario en Valdivia, buscando conocer a través de este proyecto la situación de las personas que arriendan en el área urbana. 

Cabe destacar que este estudio permitió, con enfoque de género, conocer distintas realidades y caracterizar socialmente a los integrantes, las condiciones de las viviendas, los servicios que entrega, además de saber si conocen sus derechos y deberes como arrendatarios.

Principales resultados

En el estudio, un 49% de las viviendas corresponde a casa, un 41% corresponde a cabaña, 7% a departamento y 3% a pisos de una vivienda. Los precios de los departamentos son sustancialmente más caros que las casas y cabañas, en cambio, los pisos de una vivienda son más accesibles. 

Se determina que, los precios no responden significativamente a los servicios, condiciones o distribución de la vivienda, sino que a la ubicación. 

En la formalización del arriendo, un 67% tiene un contrato notarial y un 30%  tiene un acuerdo de palabra.

En cuanto a los derechos y deberes de los arrendatarios, el 63% de las personas declara conocerlos parcialmente, un 22% no los conoce y un 15% sí; a pesar de estos resultados, cuando se pregunta específicamente por algunos derechos y deberes puntuales, las personas muestran mayor desconocimiento.

En cuanto a la eficiencia energética, un 42% de las personas declara saber lo que es, un 47% sabe un poco y un 11% no sabe. 

También se determinó que sólo un 35% de las viviendas está completamente aislada, un 28% no sabe si es aislada, un 26% está parcialmente aislada y un 11% no tiene aislación en ninguna superficie.

La mayoría de los encuestados (36%) declara que la vivienda solo tiene aislación en paredes, un 21% declara que la vivienda tiene aislación solo en paredes y techo y un 11% en paredes, techo y piso.

Por esta razón, las superficies por las que más se pierde calor en la vivienda es por el techo, piso, ventanas y puertas, siendo la más nombrada las ventanas.

Además, la principal razón para acceder arrendar y no a una casa propia son ingresos insuficientes (24%), no tienen acceso a un crédito hipotecario (16%), con el mismo porcentaje no tienen acceso a subsidios. 

Un 14% lo hace porque estudia en la ciudad y un 6% porque trabaja en ella. Solo un 5% arrienda a la espera de la entrega de casa propia.

Si las personas que arriendan han tenido restricciones o algún tipo de discriminación para acceder a una vivienda, un 40% dice que no pudo arrendar por la tenencia de mascotas, un 22% no pudo arrendar por la presencia de niños, un 17% no pudo arrendar debido a motivos relacionados a su clase social y/o ingresos, un 10% no pudo debido a su profesión u oficio y un 6% debido a pertenecer a un sexo (hombre o mujer).

Conoce más información sobre el estudio desarrollado por la Asociación de Consumidores y Usuarios (Acoval) de Los Ríos en la entrevista realizada por ATV Valdivia, disponible en YouTube.

Revisa el informe completo en este link.

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?